Ríos de tinta

Hace tiempo que llegué a la conclusión de que si quieres que algo cambie tienes que formar parte del cambio, actuando, o ciberactuando! Es decir, si quieres que tal marca de ropa deportiva deje de utilizar mano de obra infantil para confeccionar balones de fútbol, la solución no es dejar de comprar su producto sino lograr que te oigan, que noten que no te conformas, que quieres un compromiso por su parte, etc. Esa es una de las razones por las que apoyo las iniciativas de Greenpeace: juntos podemos lograr un cambio!

En los últimos meses han estado luchando para lograr que las grandes firmas se comprometan por una moda sin tóxicos, es decir, realicen los cambios necesarios para eliminar todas las sustancias peligrosas de aquí al 2020, tanto de su cadena de producción y suministro, como del ciclo de vida de los productos. Hasta ahora han logrado que Zara, Benetton, Esprit y Levi’s, entre otros, se comprometan con una moda sin tóxicos. Pero aún queda un largo trabajo por realizar…

En el reportaje “Ciudades textiles en la sombra de la contaminación” se muestra el grado de contaminación de las aguas y de la población de una ciudad china donde se localiza una industria textil así como el trabajo realizado por unos pocos para acabar con el problema:

De este documental me quedo con dos reflexiones. La primera: cuando preguntaron a Wei Dongying (premio Zhejiang al Héroe local) ¿por qué no dejamos a las fábricas funcionar hasta 2007? ella contestó “Estás diciendo que si la policía está siguiendo a un asesino, no le debería arrestar inmediatamente y que deberían dejarle asesinar durante tres años más antes de arrestarle. […] Porque eso los vertidos están matando gente, ¿y tú quieres que lo sigan haciendo tres años más?”. Me parece una comparación muy acertada, ¿por qué dejar para mañana lo que podemos hacer hoy? ¿por qué no acabar con un problema que conocemos hoy en vez de esperar a que el problema se agrave?

La segunda reflexión es acerca de nuestros descendientes: “[…] ellos dirán “¿qué estaban haciendo nuestros antepasados? Sabían este problema pero ¿no dijeron nada?” …

Advertisements