Stop!

plastic

Cartel de la iniciativa Oceánica 2013 en Argentina
http://www.surfrider.org.ar/?p=3830
Para más información sobre Surfrider:
Europa: http://www.surfrider.eu/es/
Barcelona: http://www.surfriderbcn.org/
California (EEUU): http://www.surfrider.org/

Hace unos días encontré este cartel rulando por la red y me hizo pensar en que hay que sacar a la gente de un error grave: ¿qué tipo de basura encuentras en una playa? Es muy frecuente escuchar esta historia: gente que va a una playa, más o menos paradisíaca y/o desierta, quejarse de lo guarros que son los otros usuarios, bañitas o turistas que han estado allí, preguntarse por qué dejan tanta basura en la playa, etc…

Cuando vamos a una playa podemos encontrar dos tipos de residuos. El primer grupo está formado por todo lo que los bañistas/usuarios de una playa generan durante su estancia y que luego no depositan en una papelera (o no se lo llevan a su casa, etc.). Hablamos de colillas, bolsas de plástico, envoltorios (del bocata, de chocolatinas, de helados, etc.), botellas de plástico (de agua, de refresco), latas (refresco, cerveza, etc), así como todo lo que puedas llevar a una playa desde tu casa (chanclas, flotadores, colchonetas, juguetes, sombrillas, etc.).

El otro tipo de basura que encontramos en una playa es aquella que nos “escupe” o devuelve el mar. Hablamos de aquella basura que o bien desde la costa (desde los vertederos, vertidos incontrolados, etc.) o bien desde barcos llega a las playas por acción de las corrientes marinas. En este caso, podemos encontrar todo tipo de residuos (desde plásticos, maderas, ropas, electrodomésticos, etc. etc.)  y en todos los grados de descomposición (desde botellas de plástico enteras hasta moléculas de plástico) dependiendo del tiempo que esa basura lleve viajando en el mar. He llegado a ver una nevera (refrigerador) abandonada en el litoral de una isla completamente desierta (Alegranza, Lanzarote) y no me digan que un bañista llegó allí con su nevera bajo el brazo para dejarla entre las rocas…

Me encanta el eslogan de esta campaña argentina: “Reduzcamos nuestra huella de plástico, todo va al mar”. Porque la cosa no va de “no ensuciar” o de reciclar… la cuestión es reducir, minimizar y/o reutilizar antes de reciclar!

P.D. Las fotos de la campaña de limpieza de playas en la que participé puedes encontrarlas aquí.

Advertisements