Una cruzada en mi cocina

Hace una semanas llegué a la conclusión de que ser vegetariano no es fácil: en la industria alimentaria se utiliza la grasa animal en muchísimos productos, muchos que ni imaginábamos ni hubiésemos sospechado jamás…

1. La gelatina

El año pasado un amigo nos contó que había descubierto que sus yogures favoritos contenían gelatina de cerdo. Desde entonces miramos cada etiqueta y sí, efectivamente, en casi todas las natillas y flanes se utiliza y son muy pocas las marcas que usan la gelatina de origen vegetal.

Incluso para la elaboración de tus propios postres caseros es difícil encontrar en el mercado el agar-agar… aunque después de mucho buscar y buscar lo encontré en el supermercado, de la marca Vahiné.

¿Diferencias entre ambos productos?

La Gelatina es una mezcla coloide (es decir, una sustancia semisólida), incolora, translúcida, quebradiza e insípida, que se obtiene a partir del colágeno procedente del tejido conectivo de animales hervidos con agua.

En cambio, el agar-agar es un polisacárido sin ramificaciones obtenidos de la pared celular de varias especies de algas de los géneros Gelidium, Euchema y Gracilaria entre otros.

2. La manteca de cerdo

Algunos domingos mi novio suele ir a correr tempranito y vuelve por la panaderia con croissant recién horneados. Hace un par de semanas volvió enfadado, pues la señora le había preguntado que tipo de croissant quería: ¿de manteca o de mantequilla?

Y ahora nos preguntamos: ¿otras veces qué croissant comíamos?!

Aquí en Mallorca hay muchos productos típicos que tienen manteca: las ensaimadas, las cocas, los cocarrois (aunque sean “vegetales”) … así que cuando vaya a casa en Navidades me pondré a mirar a ver si aún hay algo más que pueda sorprenderme (si, ya descubrí que los polvorones y los mantecados tienen)!!

¿Diferencias? Muchas:

La mantequilla es el resultante de la emulsión de agua en grasa, obtenida como resultado del desuero, lavado y amasado de la grasa que se forma por el batido de la crema de leche

La margarina se puede hacer con una gran variedad de grasas animales o vegetales y se mezcla generalmente con leche descremada, sal y emulsionantes

Y la manteca (de cerdo) suele proceder del vientre o del peritoneo del cerdo…

3. El aceite de palma

Otro producto que buscamos en las etiquetas de pizzas, masas brisas, pan tostado, mueslis, galletas, dulces, etc. es el aceite de palma. Pero en muchas etiquetas no está “visible” y se encuentra oculto bajo el nombre incompleto de “aceites” o “grasa vegetal” (la normativa no obliga al fabricante a revelar su presencia)

¿El problema del aceite de Palma?

– su cultivo contribuye a la deforestación del sureste asiático

– tiene una alta concentración de grasas “malas”:  contiene de un 45 % a un 55 % de ácidos grasos saturados, mientras que en el aceite de oliva hay un 26.9 %

– estos ácidos grasos son hipocolesterolemiantes porque están constituidos por cadenas largas. Es decir, aumentan el riesgo de sufrir de enfermedades cardiovasculares.

Así que mi próximo reto es hacer yo misma mis pastas brisas, pizzas y focaccias!! 🙂

Bibliografía:

http://es.wikipedia.org/wiki/Gelatina

http://es.wikipedia.org/wiki/Agar-agar

http://www.pequerecetas.com/receta/agar-agar-gelatina/

http://www.cocinaygastronomia.com/2012/05/17/la-diferencia-entre-mantequilla-manteca-y-margarina/

http://nutricion.doctissimo.es/alimentos/tipos-de-alimentos/aceite-palma.html

Advertisements