#FreeTheArctic30

Cuando decidí que quería ser de mayor pensé que ser activista de Greenpeace, perseguir balleneros y encadenarme a un árbol podría ser más que una aventura, lo veía como una forma (pacífica) de salvar el mundo. Cuando entré en la universidad, quien preguntase a mi tío Pepe sobre mi estudios sabría que “estudiaba para irme con Greenpeace”. Lo cierto es que nunca me fui con ellos, no sólo por el hecho de vivir en una isla (donde el activismo o voluntariado es escaso y de donde salir es caro) sino porque la vida da muchas vueltas y con los años encontré una forma de activismo más acorde con mi personalidad, no todos valemos para héroes, no?

Pero siempre, siempre, he seguido sus andanzas. A veces me he dicho que exageran, que yo lo habría hecho así, etc. Pero casi siempre me siento orgullosa de que hayan héroes dispuestos a salvar el mundo…

El pasado 18 de septiembre el barco de Greenpeace Artic Sunrise se aproximó a una plataforma de la compañía rusa Gazprom para denunciar que “las petroleras aprovechan el deshielo para extraer más del mismo combustible que está causándolo, poniendo en riesgo el delicado ecosistema ártico y todos los que de él dependen”. Dos de los activistas saltaron a la plataforma para desplegar pancartas. Rusia respondió asaltando el barco y encarcelando a sus 30 tripulantes (28 activistas y dos periodistas). Aunque se les acusó de piratería, la presión internacional que se está ejerciendo desde muchos sectores ha logrado que se rebaje la acusación a vandalismo, cargo por el que aún podrían ser condenados hasta a 7 años de cárcel.

La noticia me ha calado muy hondo, como si una parte de mí también estuviese encarcelada en Rusia. No es un juicio de Rusia contra 30 activistas, es Rusia contra el Ártico, Rusia contra el planeta… un juicio en el que perdemos todos!!

No podemos pasar por alto que no todos los héroes pueden volar, así que ellos necesitan nuestra ayuda… coméntalo, difúndelo, tuitealo, grítalo, pero no les dejemos solos!! También puedes pedir a las autoridades rusas que pongan en libertad a los activistas y que frenen las perforaciones en el Ártico firmando esta petición.

Advertisements