Protección solar ecológica

Soy de las que usan protección solar casi que los 12 meses del año, a pesar de ser morena, tengo la piel sensible y la melanina muy activada, y siempre le he tenido mucho respeto al sol…

Desde hace un par de veranos vengo rumiando una noticia:

Para-aminobenzoatos, cinamato, benzofenona, dibenzoilmetano, dióxido de titanio, óxido de cinc, parabenos, sulfato de amonio, pentasodio y así hasta una cincuentena de productos orgánicos y químicos acaban en el mar por culpa de las cremas solares. Un estudio realizado en las playas de Mallorca muestra cómo, por protegernos de los rayos del sol, estamos alterando el ecosistema marino.

y ahora que me he estoy pasado progresivamente a la cosmética natural, además de pensar en el impacto medioambiental pienso en todos los químicos con los que embadurnamos nuestro cuerpo cada verano…

Así que me he puesto a investigar al respecto:

¿Qué diferencias hay entre filtros químicos, físicos y biológicos?

Un protector solar es una crema que protege de la radiación ultravioleta A y B porque tienen filtros químicos, físicos o biológicos en su composición.

  1. Los filtros químicos: Cuando las radiaciones UV llegan a la piel donde existe un filtro químico tiene lugar una reacción fotoquímica para absorber esa radiación: convierten la radiación en calor.Los filtros químicos son sustancias sintéticas complejas, casi todas derivadas del petróleo. La mayoría absorben la radiación UVB y otros, además, la UVA. El principal problema es que algunas de esas sustancias son cancerígenas, otras actúan como disruptores endocrinos y otras son dañinas para nuestro organismo en otros aspectos.
  2. Los filtros físicos:
    Éstos son polvos minerales inertes que actúan a modo de pantalla, es decir reflejan las radiaciones (los fotones rebotan) para que no penetren en la piel, de modo que se evitan las reacciones químicas. Los más usados son el dióxido de titanio y el óxido de Zinc.El óxido de zinc protege contra los UVA y UVB puede ser usado en niños y en personas con la piel sensible. Es biodegradable y no daña el medio marino.El problema de estos filtros es que a concentraciones mayores de un 5% pueden ser muy blanquecinos, por lo que a veces se ha descartado su uso y por lo que se ha tendido a disminuir el tamaño de las partículas. Hay una gran polémica en torno al tamaño de las partículas, que si pueden o no entrar al torrente sanguíneo, etc. y la UE ha mostrado su preocupación al respecto obligando a indicar la presencia de nanopartículas en los envases de las cremas solares.Muchos protectores solares ecológicos tienen nanopartículas recubiertas por silicio, lo que las hace más grandes para que no puedan penetrar a través de la barrera cutánea.
  3. Los filtros biológicos:

    Además de los filtros físicos, los solares ecológicos contienen aceites vegetales que, además de hidratar, actúan como filtros contra los rayos UV, aunque en mucha menor medida. Estos son aceites como el de aguacate, karité, germen de trigo, sésamo, aloe vera y oliva, entre otros.

Mi elección

Una vez más, he apostado por el comercio local aprovechando que mi esteticista habitual es distribuidora de Krous en Baleares, así que hasta que no vaya a la península o a otro país europeo, este verano probaré la crema solar ecológica Bema Natur Sun

Bibliografía

Advertisements

Natura Siberica

Hace unos días les contaba (aquí, La historia de la cosmética) que mi neceser estaba a puntito de ser ecológico y libre de tóxicos. Pues bien, eso ha ocurrido antes de lo que esperaba: mi esteticista habitual se ha convertido en punto de venta de Mallorca de una marca de cosmética orgánica… así que puedo decir que mi ritual de belleza es

Animal Friendly: no testada en animales

Sin Parabenos

Sin PEG’s

Sin petróleo

Sin tóxicos

Natura Siberica

Se trata de Natura Siberica, una marca de cosmética orgánica, a base de plantas salvajes originales de Siberia y Extremo Oriente. Sus productos no contienen ni parabenos (conservantes, presentes en la mayoría de productos cosméticos), ni lauret sulfato sódico (la base química espumante de la gran mayoría de champús, geles de ducha, pastas de dientes, etc.), ni emulsionantes PEG (propilenglicoles, utilizados en la mayoría de productos cosméticos), ni aceites minerales (parafinas) y no están testados en animales. Además, dispone de la certificación ICEA (Italia) como bio-cosmética orgánica.

 

En España la distribuye Krous, puedes leer sobre ellos aquí

Mi opinión

No voy a empezar a hablar de cada cosmético ecológico que vaya probando pero sí que haré pequeñas recomendaciones de los que considere grandes descubrimientos 😉

Anoche probé el Jabón Detoxificante a base de Abedul Enano, Schizandra, extracto de Mora, Airela y Frambuesa de Sajalín, un producto que ha sido premiado en la categoría cuidado facial en la Feria de París “Beyond Beauty 2014”.

Es pronto para lanzar cohetes, pero diré que es increíble! 🙂

¿Dónde comprar Natura Siberica en Mallorca?

Estética Beauty & Shop en Tomás de Villanueva y Cortés,7 (Son oliva), Palma de Mallorca

La historia de la Cosmética

Al encontrar este impresionante (e imprescindible) vídeo sobre la industria cosmética y sus productos realizado por The story Of Stuff Project me he dado cuenta que no les había hablado de la cosmética ecológica…

 

Como ya se imaginarán, soy de las que lee las etiquetas de todos los productos. En el caso de la cosmética, a parte de las microperlas de plástico, busco la ausencia de varios compuestos:

  • Parafinas (en las cremas hidratantes y cacaos labiales):  Mineral oil o Aceites Minerales, Dimethicone, Cera microcristalina, Petrolatum
  • Aluminio (en los desodorantes): aluminium chlorohydrate
  • Parabenos (usados como conservantes en muchísimos productos): Buthylparaben, Ethylparaben, Propylparaben, Methylparaben, 1-Methylethyl Ester 4-Hydroxybenzoic acid , Isopropyl ester Parahydroxybenzoate, etc.
  • Polietilenglicol (PEG) (usado como emulsionaste): el más empleado es el Sodium Laureth Sulfate (SLS), pero puede aparecer como
    • PEG + un número
    • Sufijo TH (como Steareth o Laureth)
  • Derivados del formaldehido (hidratantes): Benzylhemiformal, Tosilamide-Formaldehyderesin, 3 diol (Conocido como bronopol), 2-Bromo-2-nitropropane-1, 5-Bromo-5-nitro-1, Diazolidinyl urea, 3-dioxane, Quaternium-15, Methenamine, Imidazolidinyl urea, Sodium-Hydroxymethylglycinate, DMDM Hydantoin
  • Ftalatos (lacas, pintura de uñas, etc.): Dietylphthalate (DEP) y Dimethylphthalate

¿Alternativas?

De entrada, esto es una misión imposible. Porque los productos libres de todos estos compuestos, al ser ecológicos, etc., suelen ser caros y difíciles de encontrar. Pero poco a poco creo que puedo decir que tengo un neceser casi limpio de tóxicos… me falta encontrar el producto ideal para mis cabellos rebeldes! 😉

A parte de las tiendas especializadas que frecuento en mi ciudad (y que no nombraré en cada post para no hacer publicidad), he encontrado una tienda online que tiene muy buena pinta! Se trata de Cocunat, una tienda de cosmética saludable, donde espero comprar dentro de poco! Ya les contaré en próximos posts 😉

Fuentes:

¿Qué son los parabenos y qué me pueden hacer?

5 Ingredientes que no deberían estar en tu cosmética

Los ingredientes tóxicos más peligrosos de la cosmética industrial

Artículos relacionados: 

¿Por qué Cameron Diaz no utiliza desodorante?

El boom de las manicuras y pedicuras se vuelve ecológico

Entender las etiquetas: ¿Qué contiene mi gel de baño?