Hoy comemos… plástico!

Hasta ahora las noticias más sorprendentes sobre la ingesta de plástico por la fauna marina habían sido estas:

Hallan muerta a una ballena con 20 kilos de plástico en el estómago

Un cachalote ahogado en plástico

pero hoy me he sorprendido aún más al ver el vídeo grabado por el equipo Five Films en las costas de Noruega, que muestra como el plancton puede comer partículas de plástico en el océano…

Leer la noticia completa en la BBC: Filman por primera vez al plancton consumiendo plástico

 

Vivir sin plástico: la historia de Beth Terry

Beth Terry se convirtió en activista, autora y oradora después de darse cuenta de los efectos devastadores de la contaminación plástica y su propia huella de plástico en el planeta.

En esta charla de TEDx (Living Plastic Free) cuenta su historia:

Más información en su web

Vivir sin plástico: un restaurante “residuo cero”

¿Te imaginas un restaurante que no produzca residuos?

Justin Vrany es el propietario del Sandwich Me In en Chicago cuyo objetivo es tener un restaurante de “cero residuos”. Afirma que practica “las cinco erres”: reducir, reutilizar y reciclar, a las que añade “rechazar” y “rehusar”.

Mi vida sin plástico (2014)

En mi empeño por reducir el plástico en mi día a día y llegar a ser una plasticariana, combinado con con mi estilo de vida “slow”, he ido cambiando algunas pautas y adquiriendo nuevos productos más sostenibles con el medio ambiente. Es increíble la cantidad de cosas que se pueden cambiar tan sólo en el baño, dentro del ritual que supone cuidarnos, etc…

Todavía queda mucho camino por recorrer, pero creo que en este año he logrado avanzar un buen tramo!

1. Los jabones sólidos

En junio de 2013 ya les hablaba de los jabones sólidos, sus ventajas medioambientales y de mi propósito de utilizarlos (puedes leer el artículo aquí).

He de admitir que me costó bastante, sobre todo porque me parecía que no sabía usarlo correctamente, pero decidí darles una segunda oportunidad… y durante este último verano, de hotel en hotel, aprendí a valorarlos!! Además, he dado un paso más y me he interesado por los jabones tradicionales, biológicos, sin aceite de palma, ecológicos, etc.

Mis recomendaciones:

 

Jabón Príncipe Azul

Foto de Olivia Soaps

Otras tiendas donde encontrar jabones sólidos: L’Occitane, The Body ShopLush, etc.

Artículos relacionados: 

 2. Cepillos y peines de madera

Llevo tiempo peleando con el encrespamiento, la deshidratación, etc. de mi pelo y me han aconsejado usar cepillos y peines de madera. Además de ser naturales y evitar el plástico, los peines de madera actúan en el cuero cabelludo, activan la circulación y favorecen el crecimiento.

Me he decantado por uno de The body shop, de bambú, pero en mi próximo viaje a Italia quiero buscar los de fresno o de olivo de Tek 😉

3. La copa mestrual

Uno de mis mayores descubrimientos del último año ha sido este:

Imagen tomada de Lacopamenstrual.com

Al principio me parecía una cochinada (con letras mayúsculas) pero poco a poco le he ido cogiendo el tranquillo y puedo decirles que es uno de los mayores descubrimientos que he hecho! Lo mejor es que además de reducir la cantidad de plástico consumida, también permite ahorrar y mejorar tu calidad de vida 😉

Si tienes dudas sobre ¿Qué es?, ¿Cómo se utiliza?, etc., puedes informarte aquí

Artículos recomendados:

4. Exfoliantes

Cuando descubrí la existencia de microperlas de plásticos en los exfoliantes (leer ese artículo aquí), comprobé la composición de los productos que suelo utilizar (además realicé el experimento del vídeo que puse en el post)… Me decepcionó bastante comprobar que mi exfoliante facial contenía Polyethylene, así que emprendí una búsqueda del “exfoliante perfecto”…

Por el momento, he encontrado muy pocos libres de micro-perlas:

La historia de Boyan Slat

Esta semana la ONU  ha premiado al joven que quiere limpiar todos los océanos de plásticos (leer la noticia aquí). No había hablado antes sobre él en la sección “Vivir sin plástico” porque considero que la solución al problema no es recoger el plástico del océano, sino evitar que el plástico llegue al océano. Es decir, opino que la solución se encuentra en Reducir, Reutilizar, Reciclar, Rehusar, etc., así como en la Concienciación y la Educación ambiental. Finalmente he decidido hablarles del proyecto innovador de este joven y darle una oportunidad de “cambiar el mundo”…

Boyan Slat es un joven holandés que cree haber encontrado la solución al problema que genera el plástico en los océanos: ha diseñado un gran embudo de bajo coste, sin riesgo para la fauna marina, con el que se podrán retirar del mar cientos de toneladas de plásticos.

Ha creado una fundación, The Ocean Cleanup, donde cuenta con la colaboración de un centenar de voluntarios. El objetivo es desarrollar tecnologías para extraer, prevenir y detectar los objetos de plástico que contaminan los océanos.

No se pierdan su charla en TEDx Delft en Octubre de 2012:

y en este otro vídeo podrán ver como funciona este invento:

Polémica

En Julio de 2013, Stiv Wilson (Director asociado de la Asociación 5 Gyres) escribió el artículo The Fallacy of Cleaning the Gyres of Plastic With a Floating “Ocean Cleanup ArrayEn resumen, su crítica se centra en las dimensiones de La Sopa de plástico, la teoría de que el sistema ideado por Boyan Slat pueda limpiarlo en cinco años con una “eficiencia sin precedentes” y que posteriormente la basura recogida sea reciclada.

Boyan Slat realizó un estudio de la viabilidad de su invento para publicar un informe en el que se ocupa de la crítica. Puedes leer el informe aquí y el artículo en su web aquí.

Artículos relacionados: 

Un estudiante de 19 años inventa una solución para limpiar los océanos

Corrientes marinas contra el plástico de los océanos